Una de las tantas grietas en Argentina

 

Han existido solo dos técnicos que lograron la gloria absoluta al salir campeones del mundo con Argentina, Bilardo y Menotti, 2 estilos de juegos completamente distintos y enfrentados. Desde Buenos Aires hasta Río Cuarto,  todo futbolero tiene su opinión sobre que filosofía es mejor y porque.

Menotti vs Bilardo

El fútbol no es tan simple como correr detrás de una pelota y tratar de meter más goles que el equipo contrario. Detrás de este deporte existen distintas filosofías en el juego, que aunque reúnen aspectos en común, han creado una grieta filosófica que continúa en Argentina, el Menotismo y el Bilardismo, 2 filosofías de juego  que siguen estando presentes en el día de hoy y que podemos ver cómo influyen en el ambiente del fútbol, desde los directivos hasta los profesores, pasando por periodistas y jugadores, todos tienen su opinión y su estilo de juego que de alguna manera se relaciona directa o indirectamente con estas formas de pensar y analizar  el fútbol.

 

Río Cuarto es una ciudad con muchos clubes de fútbol, como por ejemplo Estudiantes, Atenas, Deportivo, Municipal, entre otros.  Todos los clubes coinciden  en algo, en la niñez, lo más importante es la formación como persona antes que como jugador. Ahora bien, en los equipos de primera, esto no es tan así, aquí la competencia y  las ganas del triunfo van de la mano, así como también la búsqueda de ascender y llegar lo más alto posible tanto en el fútbol masculino como en el femenino.

El mejor futbolista Riocuartense

El futbolista más reconocido del Imperio Del Sur Cordobés es Pablo Aimar, quien fue un gran futbolista y hoy en día dirige a la Sub 17 del seleccionado Argentino, además de formar parte del cuerpo técnico de la selección mayor.  Enganche, técnicamente dotado con una gran habilidad y mucha llegada de gol, Pablo Aimar es un ídolo para muchas personas, tal es así, que el mejor futbolista del mundo “Lionel Messi” declaró en el año 2002 que Aimar era su ídolo y una de sus mayores influencias como jugador. En sus 20 años de carrera como futbolista profesional, Pablo Aimar ha jugado en equipos de primer nivel, entre ellos “River”, “Valencia” de España y el “Benfica” de Portugal. En todos los equipos donde jugo “el payasito” dejo un legado de buen fútbol, de elegancia, de respeto y de humildad.

Hoy en día, Pablo como formador cumple un rol central, según sus propias palabras  “la formación del deportista es lo principal, mucho más allá de la obtención o no de los resultados”. Aimar en cierta manera, de manera directa o indirecta  está asociado a una filosofía de futbol más acercada al Menotismo, ya que para él, ganar no en todos los casos  es lo más importante, lo primordial es trabajar de manera correcta, ordenada y con disciplina.

Diferentes perspectivas del juego

David Pedraza es uno de los principales difusores del futbol femenino de la ciudad de Río Cuarto. Fue el creador de la primera página de futbol exclusivamente femenino. Para el,  los resultados en juveniles  o formativas tienen varias aristas y todo está en sus técnicos o formadores. Pero todo cambia en las divisiones más grandes,  en juveniles, los adolescentes toman otro pensamiento, ya que están a un paso de los adultos que juegan en primera y a veces el resultado lo toman muy en serio y si el mismo es adverso muchos jugadores  llegan a cambiar de club o abandonar, y en primera división el resultado ya es primordial, competir y ganar los objetivos, este competir y ganar,  lo podemos relacionar con un pensamiento Bilardista,  ya que según David, el fútbol es un deporte en donde el resultado es muy importante, a través del mismo se mide el trabajo.

 

Siguiendo esta línea de personas que forman parte del ambiente del fútbol en Río Cuarto, rescatamos la palabra de Pablo Borbogno, quien es profesor de fútbol de las categorías infantiles del Club Renato Cesarini. Para el, en divisiones infantiles el resultado no debe pasar por lo deportivo propiamente dicho,  debe ser cualitativo, se tiene  que medir el aprendizaje de los niños teniendo en cuenta que están en etapa de desarrollo y que como club, se tiene que formar y no exigir. Según Pablo,  ya más entrados en la etapa de juveniles y mayores  se puede  llegar a ser un poco más estrictos en cuanto a la competencia y los resultados, pero nunca olvidando que es un juego y que ganar no es la única opción posible, clara referencia al fútbol Menotista.

 

Como David y Pablo, podemos encontrar cientos de ejemplos de personas que están en un lado o el otro de la grieta. Es más, esta es una grieta que en muchos casos  se extiende del fútbol y  se puede observar en la vida diaria de las personas, algunas tienen elaborados planes y estrategias para transitar sus días  como Menotti,  pero otras están sumamente ligadas a tradiciones y cábalas, un claro giño al doctor Bilardo.

Aunque también, se puede encontrar personas que dicen estar al medio, que no se casan con ninguna filosofía, es más, muchos dicen que no apoyan a  ninguno de estos 2 pensamientos. Pero esto no es tan así, ya que, quizás para no entrar en problemas, o quizás para evitar discusiones, muchos futboleros eligen omitir este tema tan importante en nuestro país.

El deporte rey

El futbol es el deporte más practicado, de esto no hay dudas, cuántos niños y niñas crecen con la ilusión de llegar a ser futbolistas profesionales, de llegar a jugar en Boca o River, o llegar a ser como sus ídolos. Como en todos los aspectos de la vida, cuando  algo es importante, la política se mete en el medio, estamos hablando de la política en el sentido de conjunto de actividades que se asocian con la toma de decisiones en grupo, como una relación de poder, y en esta relación de poder, la filosofía, es decir la forma del razonamiento es muy importante. En este sentido, buscar comprender y analizar estas dos grandes filosofías como huellas y marcas en el futbol local, es pertinente y necesario para comprender el impacto que ocasionaron estos dos grandes entrenadores a lo largo de la historia. Esta disputa, entre el Bilardismo y el Menotismo, más de 40 años después sigue estando vigente, la brecha cada vez se hace más grande y no parece que haya punto medio.

 

 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.