Los productos Cruelty free son la solución para una belleza segura

¿Te imaginas una jeringa siendo forzada a bajar por tu garganta hasta llegar al estómago? ¿Te imaginas una aguja siendo inyectada en tu ojo para luego poder detectar enrojecimiento o irritación en tu cuerpo? ¿Te imaginas estar expuesto a sustancias químicas entre veintiocho días y dos años?

Durante muchos años y en la actualidad las industrias, entre ellas la de cosmética, han recurrido al testeo en animales para crear productos más seguros para los seres humanos. Ratas, ratones, conejos, monos, etc. se exponen a pruebas muy agresivas como irritación ocular, toxicidad aguda por dosis repetidas, irritación cutánea, entre otros.

Human Society Internacional (Sociedad internacional protectora de animales) informa que más de 500.000 animales sufren y mueren por año por los testeos. Además, agrega que estos experimentos son arcaicos e innecesarios.

 

 

Entonces, ¿Qué hacemos frente a esta situación?

Los productos cruelty free o productos sin crueldad animal, es decir productos que no testean en animales, se convirtieron en una solución y en un movimiento que consigue que cada vez más personas sean conscientes y opten por elegir estos.

Según American Anti-Visection Society los métodos que no usan animales, como el método de modelado por computadora, pueden reducir el tiempo necesario para evaluar sustancias químicas de años a meses o días y a un costo inferior a las pruebas con animales.

Hoy en día en el país y en el mundo son muchas las marcas de cosméticos que no testean en animales, como Natura, Plusbelle, Garnier, Capilatis, Sedal, Suave, etc.

El uso de productos Cruelty free es fundamental para el avance de la sociedad en materia ambiental y ética hacia los animales. Por eso es necesario la difusión y la creación de políticas públicas para el control de las industrias.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.